06 marzo 2009

Buscando respuestas…


De pequeños, aprendemos a leer para poder descifrar lo que los libros nos dicen. Aprendemos el lenguaje que nos ayudará a seguir entendiendo algunas de las claves de nuestras vidas. Sin embargo, nadie nos enseña a leer los mensajes de la vida, a descifrar el misterio de nuestra existencia. Con la fotografía ocurre lo mismo, nos enseñan a medir la luz, a componer la imagen, a disparar…, sin embargo nadie nos enseña a descifrar el porqué de aquella imagen.

Muchas veces, durante alguna de mis salidas fotográficas, me pregunto por qué he detenido aquel instante y no otro. Y por mucho que pienso no logro descifrar el porqué de ese gesto casi impulsivo que me ha llevado a materializar un momento que luego se desvanece y que sólo mi retina y mi memoria son capaces de recordar. Y es así el juego de la fotografía, una continua búsqueda de respuestas sobre lo que hacemos, sobre lo que vemos, sobre lo que intentamos encontrar en cada una de las imágenes que realizamos. De hecho, detrás de cada imagen hay mucho más que unos colores, unas formas o una composición. Siempre hay algo que ha sido lo que te ha impulsado a apretar el disparador, a detener esa insoportable fugacidad del tiempo. Pero muchas veces no somos capaces de descifrar el verdadero motivo que nos ha llevado a esa imagen. Es entonces cuando nos damos cuenta de que nos quedan muchas preguntas sin respuesta, muchos interrogantes que esperamos resolver algún día, quizás cuando nuestra visión fotográfica haya evolucionado y haya madurado lo suficiente como para entender nuestro propio lenguaje fotográfico. Quizás esa madurez fotográfica sea la que nos explique muchas de esas cosas que no hemos logrado entender durante toda nuestra trayectoria como fotógrafos y con esa idea, anhelamos llegar a la verdad más profunda de nuestro subconsciente.



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustan tus reflexiones fotograficas. Yo pienso que disparamos en un lugar determinado porque consciente o incoscientemente nos sentimos atraidos por eso, creo que las fotos de cada uno reflejan un trozo de su personalidad.

Hace poco lei el libro "El alquimista", habla de los signos de que la vida y de como existen pero muchas personas no saben leerlos. Es una fabula. Te la recomiendo si no la has leido.

Un saludo de nuevo.

Carmen dijo...

¿Y por qué buscar razones?, ¿y si encontramos las respuestas y perdemos la magia natural de la inspiración?. Quiero creer que no todo tiene explicación, y que la fotografía, como otras materias, no tiene más regencia que una exquisita sensibilidad y ciento de estímulos.

El tuyo ya está entre mis blogs preferidos, cuenta con mi visita. Un abrazo.

Fernando dijo...

Francamente Paco. Yo muchas veces no me planteo nada de esto, simplemente disparo. Claro luego los resultados ahí están. ;-P

Anónimo dijo...

Yo te recomendaría que te leyeras Blink de Malcolm Gladwell, bestseller en USA y que habla precisamente de lo que tu te planteas, no sobre la fotografía, sino en todos los aspectos de la vida.

Francisco Català dijo...

Muchas gracias por tu comentario, intentaré conseguirlo. Saludos

Jorge Moreno dijo...

E x q u i s i t o

Publicar un comentario

 

Francisco Catalá - Photography © 2009.