28 julio 2013

Las sombras son para el verano...






Verano, calor... La cámara se queda en casa más de lo que nos gustaría. Parece que todo se ralentiza, incluso nuestros sentidos parecen menos despiertos y mucho más torpes. Parece que es momento de desconectar de nuestras rutinas, de cargar las pilas... Pero no, cada vez que salimos sin ella, seguimos "mirando" y descubriendo detalles que logran captar nuestra atención. Nuestra visión fotográfica sigue trabajando, a veces sin darnos cuenta. Quizás por eso siempre necesitemos llevarla con nosotros, a pesar de todo...

Disfrutad!
  


2 comentarios:

Eduard Marquès dijo...

Quan sigui gran vull ser com tu, més ben dit! m'agradaria saber veure el que tu veus. ;-)

Anónimo dijo...

Muy bonita composición, sí señor!!!

Publicar un comentario

 

Francisco Catalá - Photography © 2009.