29 noviembre 2012

El camino de la luz...




Recuerdo que una de las cosas que más me fascinó de Irati fue cómo se filtraba la luz entre los hayedos e iba dibujando las formas de las rocas y de la vegetación sobre ese fondo tan colorido. A medida que el sol iba descendiendo, iba cambiando la trayectoria de su luz y, por tanto, iba dibujando nuevos "caminos" de luz. Me pasé un buen rato persiguiendo esa luz tan mágica y recorriendo cada nuevo camino que encontraba. 

Quizás parezca un atrevimiento mostrar el otoño en monócromo, pero creo que hay instantes que transmiten mejor su esencia cuando nos olvidamos del color y aprendemos a descubrir la verdadera importancia de la luz...

Saludos!
  
  

3 comentarios:

jose ramon dijo...

Quiza pierda parte de esa sensación de frescor y naturaleza que le daria el color, pero es una manera muy directa de enseñar el camino...lo cual no quiere decir que no esté estudiada. Bonito tratamiento. Habrá una segunda vez??

toni Sanchis dijo...

Aun recuerdo como corrias entre los árboles detrás de la luz, plantabas el trípode y cuando se escapaba ... otra vez a por ella.
Una delicia de BN Paco ...

Anónimo dijo...

Una luz y composición de lujo .. Saludos

Publicar un comentario

 

Francisco Catalá - Photography © 2009.