03 octubre 2012

Cuando las luces se apagan...





Ocho y cuarto de la noche. Llego a la sala de exposiciones. Casi todas las luces del edificio están apagadas, a excepción de las de la planta baja en la que espera Pilar, la conserje. Tan sólo quedan colgadas mis fotos y las de otro compañero, el resto ya ha pasado a desmontar y llevarse las suyas. Mientras empaqueto mis ampliaciones, siento una extraña sensación al ver todas las paredes de la sala vacías, sin todas esas imágenes que hace unos días rompían la monotonía blanca de sus paredes.

Atrás queda ya nuestra exposición "15 MIRADES", una de nuestras últimas "locuras" en estos tiempos de crisis. Tan sólo nos queda la satisfacción por haber mostrado un poco de nuestro trabajo a los más de 1.600 visitantes que han venido a visitarla. Porque exponer, en los tiempos que corren, es casi un acto de altruismo del que ya no esperas nada a cambio, tan sólo la absurda utopía de que, con ella, estás contribuyendo a la cultura y a la vida de los demás.

Hoy quería, desde estas líneas, agradecer a todas las personas que nos han apoyado y han hecho posible todo esto y, como no, a todos los que nos habéis visitado y nos habéis dejado vuestros comentarios y ánimos. Para los que no os ha sido posible visitarla, os dejo aquí las tres imágenes que formaban la trilogía con la que participé en la exposición.

Las luces se apagan, la magia se desvanece. La sala descansa vacía y oscura. Suena "Every time we say goodbye"...

Saludos!
 
 

4 comentarios:

jose ramon dijo...

I aixina es...que be ho has relatat...estes coses ens costarà mes de una butxaca, pero la il.lusió i els nervis amb que els dies previs es prepara, no te preu...i en aquesta volta...em quede en eixes sensacions dels últims dies abans la inauguració...

Pepe Mengual dijo...

Como bien dices en los tiempos que corren el preparar una exposición es una contribución a la cultura colectiva, pero acaso podría ser algo mejor que eso. Seguramente sea lo mejor de dar a conocer nuestros trabajos, el saber a ciencia cierta que estas contribuyendo a mostrar las inquietudes personales y colectivas, "nada mas y nada menos".
De ahí que lo que se agradezca son esos comentarios de animo, de implicación, esos apuntes y consultas, "nada mas y nada menos".
Espero que esa ilusión por compartir inquietudes se prolongue en el tiempo, con sus luces y sus sombras", porque si esperamos algo mas tenemos el tiempo contado...

Un saludo, artista...

Rainer dijo...

La verdad, ha sido una exposición bonita, preciosa, fantástica... en armonia con la Casa de Cable. Ahora falta algo. Me quedan solo mis fotos (guardado en casa), un buen recuerdo, pero me faltan las otras. Por lo menos tengo las tuyas aqui. Son preciosas y forman un conjunto ideal.
Un saludo..

Anónimo dijo...

Buf! m' has posat la pell de gallina!!! quines tres imatges més espectaculars, pero quin relat més emotiu i impressionant.
Les llums de la casa del cable s' apaguen, pero les teues llums i la teua màgia continuara en el moment en que sone el "clic" de la teua càmera i els teus ulls miren algo que ningú més pot mirar.
ENHORABONA A TOTS ELS QUE HEU FET POSSIBLE LES "15 MIRADES"

"

Publicar un comentario

 

Francisco Catalá - Photography © 2009.