02 enero 2014

Deseos multliplicados...





Hace muchos años alguien me dijo que los deseos son como estrellas que empiezan a brillar y que, cuanto más creemos en ellos, más brillan e iluminan nuestros sueños hasta que un día se hacen realidad.

Estas navidades pude leer decenas de deseos colgados en el Árbol de los deseos. Paz, salud, trabajo, amor, prosperidad... Deseos que, en unos tiempos tan complicados como los que estamos viviendo, se me antojan necesarios y urgentes.

No pude colgar mi deseo pero sí que lo lancé hacia las estrellas con toda mi ilusión. Por supuesto, mi deseo fue que todos aquellos deseos se cumplieran para todo el mundo y que muy pronto empiecen a cambiar las cosas de una vez. Mientras tanto, deberemos seguir soñando y creyendo en esos deseos para que esas estrellas nunca pierdan su brillo y desaparezcan.

Feliz año a tod@s, de corazón...


 

Francisco Catalá - Photography © 2009.