29 enero 2010

Empieza la vida...




Poco a poco la crisálida se fue abriendo y la princesa pudo, por fin, desplegar sus alas y acariciar el aire, la libertad, la vida... Os muestro tal vez uno de los momentos más mágicos que mi cámara ha podido capturar, la eclosión de una Papilio machaon. Espero que os guste.

Buen fin de semana!

27 enero 2010

Caprichos de la naturaleza...



Aprovechando de que ya están aquí las Barlias robertianas, os muestro este ejemplar hipocromático que encontré el año pasado por estas fechas. El hipocromatismo es un fenómeno muy frecuente en las orquídeas y, por un pequeño "fallo" o capricho de la naturaleza, suelen perder su coloración debido a la falta de algún pigmento. Aunque es un fenómeno frecuente, no es fácil encontrarse con ejemplares de orquídeas hipocromáticas, por lo que siempre es una sorpresa y hay que aprovechar al máximo para fotografiarlas. 

La mayor dificultad con la que nos encontramos a la hora de fotografiarlos es conseguir controlar la iluminación, pues un exceso de la misma hará que los blancos de la orquídea se sobreexpongan y "se quemen", perdiendo todas sus texturas.

Saludos!


20 enero 2010

Peñón de Ifach...




No es fácil intentar sacar cosas diferentes de sitios tan fotografiados como son las calas de Benissa. Por mucho que intentas que tu visión no se vea influenciada por las imágenes que has visto de otros fotógrafos, éstas forman parte de tu archivo visual y puede que, inconscientemente, condicionen tus imágenes. Es por ello, por lo que siempre intento buscar primeros planos que no he visto antes y, sobre todo, intento jugar con las luces para conseguir imágenes significativas.

La tarde en la que hice la imagen que hoy os muestro, las luces fueron bastante pobres, por lo que me centré en buscar un primer plano que le diera algo de interés y profundidad a la escena. Despues de recorrer la cala y estudiar posibles encuadres para próximas visitas, encontré estas rocas que me gustaron porque me daban la posibilidad de aislarlas de la cala y descontextualizarlas. Como siempre, apuré al máximo las últimas luces y fui jugando con velocidades muy lentas para conseguir ese efecto sedoso del agua del mar.

Buenas luces!



18 enero 2010

Sugerir...




Sugerir... Ir un poco más allá, más allá de lo real, de lo evidente, de lo visible... Extraer de la realidad y transformarla en una imagen de una realidad que no muestra, sino que sugiere...

A ver que os sugiere a vosotros...

Saludos!

14 enero 2010

Pequeños tesoros...




Cuando ví aquellos reflejos me quedé hipnotizado. Me parecían unos reflejos imposibles, increíblemente bellos. Os juro que estuve unos minutos embelesado contemplándolos, sin casi atreverme a montar la cámara e intentar fotografiarlos. Un rato después, cuando ya fui consciente de que eran reales y que no formaban parte de mi imaginación, fue cuando mi cámara los capturó*.

Instantes como éste que os muestro son, para mí, hermosos y delicados tesoros que la naturaleza me hace descubrir y con los que consigue sorprenderme y motivarme para seguir retratando su increíble belleza...

Como véis, a veces la belleza está en lo más simple...

Buenas luces!


(*) Imagen no retocada con PS, tan sólo se han realizado los ajustes básicos para su publicación así como un ligero recorte para darle ese formato panorámico.





11 enero 2010

Las formas de lo efímero...




El frio ha ido moldeando el hielo y dibujando en él las formas de lo efímero. Bellas y caprichosas composiciones que el tiempo se encargará de borrar. Instantes irrepetibles que quedarán atrapados para siempre en el sensor de mi cámara...

Saludos!

08 enero 2010

La primera del año...




Como hace tiempo que no subo ninguna florecilla, hoy quería mostraros esta bonita orquídea que fotografié el año pasado por estas fechas. Se trata de la Ophrys lupercalis, una de las primeras orquídeas que podemos encontrar en flor por aquí. Aunque lo normal es encontrarla a partir de enero-febrero, se han llegado a encontrar ejemplares en flor a finales de diciembre. Este año todavía no he podido ir a verlas y no sé si ya están en flor. Es posible que con este invierno tan atípico que nos está haciendo este año se retrasen un poco.

Como podréis observar, todavía conservaba algunas gotitas de lluvia del dia anterior, lo cual me gustó porque le daba un toque diferente. Aunque había buena luz, opté por compensar la iluminación con un par de flashes con sus difusores.

Espero que este año disfrutéis fotografiando estas pequeñas bellezas...

Saludos!




07 enero 2010

Últimas luces del año...




A pesar del mal tiempo de estas últimas semanas, no quería despedir el año sin salir a hacer fotos. Me atraía la idea de captar las últimas luces del año pero las previsiones no eran muy halagadoras. Todo apuntaba a que la tarde de fin de año no sería muy propicia para unas buenas luces, así que no tenía más opción que aprovechar el día anterior para intentarlo.

La verdad es que la tarde pintaba muy bien, con bastantes nubes y un cielo bastante limpio. Se me ocurrió que quizás el Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva podía ser el sitio indicado para intentar unas luces reflejadas en el agua. De hecho, había llovido tanto estos días que se había acumulado muchísima agua y podía dar mucho juego. Al igual que la última vez que fuí a la marjal, las abundantes lluvias habían inundado por completo todos los accesos al parque, por lo que tuve que dejar el coche junto a la carretera y acercarme caminando sorteando las enormes charcas hasta el emplazamiento que tenía pensado para esperar las últimas luces. Como siempre, llegué un poco antes para estudiar la situación y elegir los primeros planos que me interesaban, así que tuve tiempo de entretenerme haciendo algunos reflejos y algunos detalles antes de las últimas luces.

Poco a poco, la tarde fue llegando a su fin. Instantes después de ponerse el sol, las nubes todavía seguían muy grises y sin interés alguno. Por un momento pensé que me iba a casa sin ninguna imagen interesante pero sabía que tenía ser paciente y esperar un poco más a ver cómo de desarrollaba todo.

Apenas unos minutos después, y como por arte de magia, las nubes empezaron a adquirir tonalidades cada vez más rojizas y, por fin, la cosa empezó a ponerse interesante. Sabía que aquellas luces se esfumarían en cuestión de minutos y no podía perder ni un segundo. Me concentré en los encuadres que había previsualizado momentos antes y me puse a realizar las imágenes que tenía en mente. Instantes después, todo el espectáculo de luces había finalizado. Respiré hondo y me relajé contemplando como oscurecía. Atrás quedaban esos minutos tan intensos y aquellas últimas luces del año...

Buenas luces!!!



 

Francisco Catalá - Photography © 2009.